sábado, 15 de agosto de 2015

Cada susurro en la medianoche roza al viento helado que acaricia. Se adormecen mis latidos mientras mis venas se acompasan con sonidos de guitarras.

No hay comentarios: