jueves, 16 de mayo de 2013

Cuarenta y siete.

Llevo tiempo nostálgica. Despidiéndome de la ciudad que ha sido mi hogar desde hace ocho meses. Me estoy despidiendo, en mi interior, de las personas más importantes, sintiéndolas lejos. Sintiéndome lejos.

Cada día es un nuevo adiós en la ciudad. Ya sólo me quedan cuarenta y seis despedidas para volver. Siento que ya me he ido, que ya estoy en Madrid.

Tengo ganas de sentir: llorar, reír, reconciliarme tras enfadarme. Viajar, disfrutar de un paisaje. Emocionarme. Sonreír. Dar un abrazo.
LET IT BE. THE BEATLES.

2 comentarios:

mariela gonzalez dijo...

Solo hay que sentir...Sentir con el alma y la piel...y también reír más, bailar más, caminar sintiendo el viento en la cara, abrazar más...

Me gusto mucho tu blog!

Saludos :)

Esther dijo...

Muchas gracias.
Tus comentarios llegan justo cuando más los necesito.
Me alegra que te guste.
Un saludo.