sábado, 6 de abril de 2013

Cuando nadie pueda oírme...

Marzo se convirtió en abril mientras cerraba los ojos.

No hay comentarios: