domingo, 6 de enero de 2013

Te regalo mis domingos.

Pellizco trozos de mi piel mientras el azar me vigila. Entretanto, con cada aliento, los cristales de mis gafas se empañan de vapor de menta.

2 comentarios:

Silvia Parque dijo...

Esta entradita me ha causado un poco de conflicto... *trabajando en domingo*

Esther dijo...

¿Conflicto? Y eso ¿por qué? Tengo curiosidad.
Muchas gracias por escribirme.