jueves, 22 de noviembre de 2012

Noté las lágrimas saladas temblando entre mis labios. Mientras, los semáforos de color ámbar parpadeaban al unísono de tres en tres saliendo de sus escondites en el bulevard de Piazza Unità. 

domingo, 18 de noviembre de 2012