miércoles, 28 de diciembre de 2011

Recuerdo momentos porque no puedo crearlos.

Y comienzo a ver de lejos mi tristeza saludándome tímidamente con una sola mano, mientras guarda su izquierda en un bolsillo lleno de agujeros. Bolsillos tan rotos como aquellas historias que se perdieron. 

sábado, 10 de diciembre de 2011

Las mariposas han envejecido. Los sueños desaparecido. 
···
Todo lo que escriba a partir de ahora será basura para mis oídos.
Las historias inacabadas comienzan su final y el mundo no puede parar de girar. 
Extraños llantos sin sentido. Y no hay nada que quiera expresar.
Porque nada cobra sentido. Bla, bla, bla...