domingo, 2 de octubre de 2011

Y lo que tú creías que era un submarino resultó ser un zeppelin.

No hay comentarios: