jueves, 1 de abril de 2010

Sumemos un año al recuerdo

Tres años de blog. El tiempo le robó las alas a alguien que las perdió. Quizá se las prestó para acelerar la velocidad de los segundos. ¿Aquel que las prestó querría pasar rápidamente por la vida? ¿O simplemente quería favorecer a alguien que lo estaba pasando mal? Mis alas dañadas hace tiempo se arreglaron, pero aún no he logrado alcanzar el 2010. Los remaches hicieron que éstas empequeñecieran, y aunque ahora son más bonitas, vuelan despacio.

Hoy no elegiré una canción. Sólo daré las gracias a los seguidores.

No hay comentarios: