miércoles, 8 de julio de 2009

Un diminuto punto azul

El mundo se paró. Las estaciones cambiaron de color. Sueños perdidos en un boulevard. Jugadores de Hockey destinados a no hablar. El llanto de un bebé es calmado ante su sed. Una ejecutiva (con gafas de sol en el pelo) habla por su móvil, mientras un joven expulsa el humo de un cigarro en mi cristal tapando mi visión de la gravedad (vans off the wail). Gente deslizándose por Plaza Castilla en su destino fugaz. Frente a los juzgados un buzón de cartas amarillo (¡¿Cuántos años hará que no uso uno de esos!?). Trabajadoras cotilleando se fuman su hora de descanso. Señales de tráfico, carteles de publicidad (cerveza, pizza, coche). Un vagabundo con largas barbas grises. Una niña gitana vestida de rojo y amarillo (escrita en su camiseta en mayúsculas la palabra España). Las sombras de los árboles se mueven a compás del viento. Y yo volviendo a ti como un boomerang. No queda nada más que describir en la mañana de este miércoles que está por finalizar. Ya ha pasado el tiempo necesario (he llegado una hora antes por equivocación) empleado en describir el mundo despojándolo de su caparazón. Madrid.'09
UN DIMINUTO PUNTO AZUL -EUROPA VII - LA OREJA DE VAN GOGH .

No hay comentarios: