martes, 1 de julio de 2008

Numb

El destino, ¿no ves su espalda desnuda quemada por el sol? Le diré de tu parte que esta noche eliges vos. ¿Par o impar? Piénsalo, quién se quedará solo, esperando su dos. ¿Qué te cambió? ¿Qué sigue igual? ¿Insensible o agotado de sentir? Wake up! Wake up! Inside the memories. Desorden organizado. Una hora regalada. No duermas más. Dónde están los días en los que los miedos eran los mostruos que guardamos en armarios. Caos, caos, quiero caos. ¿Cuándo decides que algo importante deje de serlo? ¿Cuándo cerrar los ojos? y ¿Cuándo mirar atrás? Este punto señala un final. ¿Dónde retomar? Idiota.

2 comentarios:

amor y libertad dijo...

reconozco en tus letras mi misma energía

Esther dijo...

Llego demasiados años tarde (4;7). Probablemente (99%) tú ya no leas este comentario (ni el blog). Seguramente este mensaje se quedará navegando por la blogosfera eternamente (o hasta que todo se colapse) sin destinatario (tú, persona desaparecida). Simplemente para que una persona desagradecida (yo) te diga: "Gracias por haberme escrito".