martes, 1 de abril de 2008

Vivo en vivo

Mis papilas gustativas desgastadas por las cerdas del cepillo. Mi sentido del olfato invadido por el olor de alguna sustancia ilegal. El roce, quizá involuntario, quizá provocado por la situación, anulaba mi tercer sentido. Se apagó la luz, gracias a la voluntad de mis párpados. Ahí estábamos solos los dos (lo que quedaba de mí y lo que él me ofrecía desde su garganta).
La primera hora no conseguí estar del todo conectada (85%), a pesar de mis intentos. Seguían presentes las personas desconocidas que con sus cabezas hacían invisible una figurita, pequeña en tamaño, que deseaba mirar… Fui haciéndome sitio y logré encuadrarlo entre dos ‘gigantes’ (90%). Tuve que concentrarme, desconectarme de la multitud (que me sobraba) y durante algún momento pensé que no era posible nada mejor (100%). La gente anticipándose me soplaba el inicio de las canciones…
“Es imposible no entenderlo ahora”. Me latía el corazón (he de confesar que no por la música, sino por mi propia existencia). Mis expectativas eran buenas. El bullicio se escondía filtrado por las canciones nuevas (repetidas anteriormente por obligación) que sonaban en primer plano (la multitud de gente detrás de sí). “Sólo fue que olvidé que una parte en las cosas es pura y la otra sufrió una especie de crisis de angustia”. ‘Estoy en crisis (voluntariamente, claro)’, me había repetido mil y dos veces. ¿Dónde está mi crisis ahora? Dejaré que siga “poniéndose guapa”. Nunca pensé que disfrutaría tanto de un concierto emborrachada de IF…
Los piratas siempre me ayudaron a sobrevivir en mi peor etapa, refugiándome en canciones con sentido personal (probablemente modificando el verdadero). Supongo que mi ‘crisis voluntaria’ era un intento de ‘fusilar’ mi dependencia, negándome a pensar que sin IF no queda nada de mí…
Ahora, voy recogiendo notas musicales rasgadas por el tiempo, escritas sin tinta en mi memoria. No quisiera manchar con palabras el recuerdo. No quisiera que quedara escrito algo que no sea cierto. Por ello no escribiré nada más, para intentar no mentir con la verdad.
He decidido escribir en la distancia. No para ser más objetiva (no podría serlo), sino para ser capaz de derramar los diferentes sentimientos que cubrían mi cuerpo, como si de unos pocos colores que hubieran sido lanzados sobre mi cabeza,formando combinaciones imposibles a la vista, se trataran. Mis sentimientos, que finalmente resbalaban hasta el suelo y ahora tenía que andar de puntillas para no pisarlos…
…Disfrutar no sería la palabra, no es que no lo hiciera, es que fue algo que iba más allá. Es como si las dos horas que estuve allí se transformasen en unos pocos segundos en los que me hubieran colocado sobre una mesa todas mis decisiones realizadas, escritas en hojas blancas, y ahora pudiera escoger cuales iba a mantener y qué parte de mi vida iba a cambiar a partir de ahí. Nacía una nueva letra 'E'. (Aunque esa sensación es la que obtengo con el paso de media semana).
Aun rasgándome la piel sería incapaz de expresar lo que se esconde en mi interior (debajo de mi piel). Todo el mundo ya sabe lo que es un concierto, todo el mundo es un fan...
He tenido un flashback: una personita apuntaba con sus dos dedos mientras decía: “sé contar los dedos de la mano que utilizo para disparar”. Ahora, cuando escucho determinadas frases de sus canciones, me veo invadida por una sensación ocurrida en pasado, y a veces siento melancolía porque aquello sólo es un recuerdo que quién sabe si repetiré…
Días azules, me aventuraría a decir que es mi canción preferida (en solitario). No he podido elegir un título mejor para este blog =)
Piensa en frío, Rocco Sigfredi, ¿no crees que SPNB (son preciosos nuestros besos)?”, solías decirme. A quién le tararearé la canción del no, sino a ti, convirtiéndome así en un Mentiroso Mentiroso. Abrázame, dime toda la verdad. Siéntate a mi lado mientras vemos fotogramas de "El viaje de Chihiro". Al descubrir que no volverás mi personalidad múltiple provoca mi furia paranoica que refleja un espectáculo inapropiado.
Escucharé más de una vezCanciones para el tiempo y la distancia”, descubriendo más de una canción sin con pasión. Hablaré con la estrella de la muerte para que me confiese tus secretos deseos. Recuerdo que solíamos compartir los días azules pero la tristeza de tu ausencia reconcilió la magia en la distorsión de mi extrema pobreza.
Me toca tirar, ya sólo queda de mi un pandero. Sólo soy un ciudadano A, sin suerte, vagando en este Carnaval y Safari. El turnedo nos separó. Mrs. Meteoro y el señor conejo, decidieron planes diferentes para ti y para mí…
Sin importar el Jet lag, sólo puedo ofrecerte esta canción húmeda de lágrimas en representación del réquiem más profundo desde los rascacielos de NYC.
28/03/08 - CONCIERTO IVÁN FERREIRO-

No hay comentarios: