viernes, 9 de noviembre de 2007

Mi ciudad

Estoy mirando por mi ventana (la mitad que queda de ella). Y me he quedado fascinada. Son más de las 18 horas. Y he mirado al cielo y he visto colores increíbles. Parecía como si fuera la primera vez que mis ojos los contemplaban. Y mentiría si dijera que eso es cierto, pero diría la verdad al creer que eso era realmente así. Si no fuera imposible diría que parecía que el cielo de Madrid estaba ardiendo. Ya ha desaparecido el color rosa-rojizo y parece que la magia se ha apagado. El mundo se ha desencantado.
Nunca había sentido especial atracción por Madrid, pero ahora es diferente, ahora la echo de menos. Siento que "Madrí" es mi ciudad.

1 comentario:

Polar dijo...

La echas de menos... ¿ves? tú misma admites que Vicálvaro es un pueblo aparte y no forma parte de la capital :p